martes, 26 de abril de 2016

Pigmentclar Ojos (crema despigmentante) | La Roche-Possay

¡Hola a todas! ¿Qué tal estáis? ¡Espero que os vaya todo bien!
Hoy vengo a daros mi opinión sobre una crema despigmentante para el contorno de ojos. Os contaré por qué empecé a utilizarla, mi experiencia, mis resultados y mi opinión general hasta la fecha, además de sus características. ¡Vamos allá!


El tubo está cortado para aprovechar mejor el resto que queda

Si visteis o leísteis mi entrada anterior, la del reto The Power of Makeup, os habréis dado cuenta de que mi contorno de ojos da penita. A pesar de que estoy usando esta crema de la que os vengo a hablar hoy, todavía es muy oscuro tanto en la zona de la ojera como en el párpado superior. Este color amarronado (que a veces se me pone rojizo o amarillento) no se debe a que no duerma o descanse lo suficiente, aunque posiblemente eso también ayude a oscurecer la mirada. Se debe principalmente a que es genético, y yo lo heredé de la familia de mi madre. Según lo que leí cuando me informé, el color amarronado se produce porque la producción de melanina en esa zona de la piel es mucho mayor que la de cualquier otra persona. Sí, melanina, ese pigmento que fabrica nuestro cuerpo y que nos permite ponernos morenos. Por lo tanto, la melanina está ahí permanentemente, y por mucho que duerma no se va a atenuar.
Un día, una de mis tías me contó que ella usaba una crema despigmentante, así que decidí investigar por mi cuenta para ver si podría probar yo, ya que pensé que quizás me pudiese ayudar a atenuar el color al menos un poco. Encontré Pigmentclar Ojos y, como era de una marca que ya conocía y que me gustaba, decidí darle una oportunidad.

Características de la crema
Antes de hablar de mi experiencia, os voy a hablar brevemente de la crema. Es un tubo de 15 ml que tiene un aplicador ancho y plano, que permite extenderla muy bien y sin necesidad de mancharnos los dedos. El color de la crema es un tono salmón claro. Este tono se utiliza como corrector de color precisamente para los tonos azulados o marrones, ya que los cancela. Por lo tanto, cuando nos la ponemos sobre el contorno vamos a notar como si tuviésemos menos «ojeras», como si se nos notasen menos.


Aplicador - Pigmentclar Ojos | La Roche-Possay 

Por supuesto, esto solo es un efecto superficial en el momento, ya que por usarlo una vez no estamos cambiando todavía el color de nuestra piel. Si os planteáis utilizarlo os aviso de que hay que ser muy tenaz y estricto con las aplicaciones, porque más abajo cuando os hable de mi experiencia veréis lo que me pasó.
Volviendo a las características, contiene manteca de karité, cafeína y proteína de arroz hidrolizada, como dato curioso. Además no contiene ningún tipo de parabenos. Os dejo la foto de los ingredientes por si queréis verlos todos. Además, es apta para pieles sensibles (precisamente por esto me decanté por ella), apta para las personas con intolerancia al níquel y también para los usuarios de lentillas. En cuanto al olor, no huele demasiado fuerte y no huele mal. Es un olor característico, la verdad es que no sé cómo describirlo.


Ingredientes - Pigmentclar Ojos | La Roche-Possay

En cuanto a su modo de uso, deberéis aplicarla dos veces al día, por la mañana y por la noche, después de vuestra rutina de limpieza e hidratación facial. Si utilizáis una crema hidratante en el contorno os aconsejo ponérosla, esperar durante unos diez minutos para que se absorba y luego aplicaros la despigmentante, que es como lo hago yo.
En lo que respecta al precio, depende mucho de dónde la compremos, pero ya os adelanto que no es demasiado barata. La compré por unos 16 € en una de las perfumerías Arenal, pero puede superar esa cantidad.
Crema - Pigmentclar Ojos | La Roche-Possay

Mi experiencia
Creo que no me dejo nada, así que pasemos ahora a hablar de mi experiencia. Empecé a utilizarla a finales del año pasado, y aproximadamente un mes después noté ya un pequeño cambio, que se notaba más cuando me maquillaba. Cuando aplicaba la base de maquillaje en el contorno noté que se disimulaba algo mejor el color marrón. Es decir, que la piel estaba más blanca, como más iluminada, en especial en el párpado superior. Actualmente ya no me echo corrector en el párpado superior, cuando antes lo hacía siempre; solo aplico un poco en la ojera, ya que a pesar de que no está tan oscura, es una zona resistente, y se sigue notando una sombra oscura después de maquillarme.
En enero de este año dejé de usar la crema durante unas semanas. No lo hice porque no me gustase el producto, ya que apenas tenía una opinión formada sobre él. Dejé de usarlo porque pasé por una etapa algo mala, y no me apetecía hacer nada, ni siquiera cuidarme ni hacer mi rutina facial diaria. Evidentemente, no debí dejar de utilizar la crema, ya que al hacerlo retrocedí en el proceso y volvió a oscurecerse el contorno. Desde entonces sigo utilizándola.
Antes os comentaba que hay que ser constante precisamente por eso, porque estoy segura de que no queremos tirar a la basura lo que hemos conseguido poquito a poquito. Además, debemos ser tenaces porque este es un proceso muy lento y no vamos a ver grandes resultados en un par de meses. Por ejemplo, mi tía cuando más notó la diferencia fue al año de usar su crema.

Resultados
En cuanto a los resultados que he conseguido hasta ahora, puedo decir que aunque no llevo demasiado tiempo utilizando la crema, estoy contenta por el pequeño avance que he conseguido. Por lo general, mi mirada está más iluminada y el aspecto de cansada ya no es tan evidente. He notado que el color del contorno ya no es tan marrón y no se me marca una línea en donde acaba la producción de melanina, como me pasaba antes. Os dejo la comparación de una foto de antes de empezar a utilizar la crema con la de ahora, para que veáis que aunque a simple vista parece que hay poca diferencia, en realidad hay bastante. La foto actual es la de la izquierda.


Comparación - Pigmentclar Ojos | La Roche-Possay

La siguiente imagen es una comparación de las mismas dos fotos, pero esta vez las he editado: he aumentado la saturación y disminuido la calidez a partes iguales en las dos fotos, para que veáis que no intento manipularlas de forma que favorezca a una u otra. En cuanto al color de la saturación, supongo que sale más naranja en la de la derecha porque la saqué al aire libre y hacía sol, es decir, porque la luz era totalmente diferente en las dos fotos. Editándolas de esta forma se pueden ver mucho mejor los subtonos rojos, por lo que podréis ver mucho mejor la diferencia y también todas las marcas y cicatrices que tiene mi piel y que a simple vista apenas se notan. En la foto del antes veréis la línea donde acaba la parte marrón mucho más nítida, en cambio, en la foto del ahora no se ve tan bien su límite. Como una imagen vale más que mil palabras, allá va, ¡espero que no os duelan los ojos!


Comparación - Pigmentclar Ojos | La Roche-Possay

Opinión general
Como he dicho, estoy bastante contenta con el pequeño avance, pero creo que me queda todavía un largo camino por recorrer para ver estar completamente satisfecha con los resultados. Quizás vuelva a escribir una entrada como actualización, por si os resulta interesante.

Espero que os haya gustado la entrada o que al menos hayáis aprendido un poco más sobre este tipo de cremas. Por supuesto, no soy una experta y os hablo desde mi experiencia, lo mejor sería que consultaseis con vuestro dermatólogo.

¡Un beso gigante y nos vemos en la próxima entrada! ¡Gracias por dedicarme estos minutos!

4 comentarios:

  1. Hola Lara!

    Yo no me pongo esa crema/pigmantador ni de guasa, que lleva aluminio y methyles, vamos que solo le falta llevar petrolium para acabar de poner la compota, el molotov a los ingredientes. Aunque vaya muy bien, que después eso la piel li absorbe y ya la tenemos liada.

    Un besoteeee!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hahaha es comprensible.
      En todo este tiempo no he notado que me estropease la piel ni que la volviese más frágil/fina o seca, así que no tengo queja!

      Un besoo ♥

      Eliminar