miércoles, 14 de diciembre de 2016

Lapicero DIY hecho con una lata

Lapicero DIY hecho con una lata


El otro día acabamos esta lata de manzanilla, y como me parecía bonita decidí guardarla para ver qué podía hacer con ella. Se me ocurrió que podría utilizarla para almacenar bolígrafos o mis pinceles, o incluso mis brochas de maquillaje. A partir de esa idea busqué un poco de inspiración en Pinterest y me puse manos a la obra. No ha sido demasiado difícil, pero requiere un poco de paciencia, sobre todo cuando el glitter se esparce por todos lados jajaja.

Lapicero DIY hecho con una lata

Vais a necesitar:
  • Una lata (o cualquier recipiente con boca ancha)
  • Silicona líquida
  • Cuerda
  • Cola blanca
  • Brillantina/Glitter
  • Pintura acrílica negra
  • Cartón
  • Pinceles
  • Tijeras


Lo primero que hice fue enroscar la cuerda alrededor de la lata pegándola con silicona líquida, como podéis ver en la foto anterior. He elegido este tipo de pegamento porque se seca muy rápido y no tenemos que mantener presionada la superficie demasiado tiempo. Además, proporciona un agarre bastante fuerte y la cuerda se mantiene perfectamente en su sitio.

Después de haber pegado toda la cuerda y de que la silicona estuviese totalmente seca empecé a pintar con pintura acrílica. Mi cuerda era blanca, pero como no me convencía porque se ensucia muy rápido escogí el color negro; vosotros podéis escoger el color que más os guste.




Lapicero DIY hecho con una lata

Lapicero DIY hecho con una lata


Cuando secó utilicé un pincel para aplicar cola blanca en las zonas que iba a poner el glitter, en este caso en forma de rayas horizontales. Antes de que la cola se secase fui dejando caer la brillantina encima y presionándola suavemente para que se fijase al pegamento. Por último retiré el exceso y dejé secar.

En mi caso, la boca de la lata era muy ancha, por lo que al meter los bolígrafos se escurrían dentro y era más difícil sacarlos. Así, decidí cortar dos trozos de cartón del tamaño del radio de la lata y los pinté también de negro. Cuando secaron los entrelacé formando una cruz y los pegué con silicona líquida al interior de la lata, aguantándolos unos segundos en la posición que quería hasta que empezó a secar.
Este último paso podéis omitirlo si no se os escurren los bolígrafos, es decir, si vuestra lata o recipiente tiene un diámetro menor.

Lapicero DIY hecho con una lata


En las fotos podéis ver que no enrosqué la cuerda completamente hasta el borde, sino que dejé un pequeño margen. Esto es porque también he guardado la tapa de la lata, y si enroscaba la cuerda hasta el borde no podría cerrarla.

¡Y esto es todo! Espero que os haya gustado esta idea, ¡quizás la podáis hacer como regalo para estas navidades! Un beso y hasta la próxima entrada :)



sábado, 10 de diciembre de 2016

Tiempo y smartphones

El otro día estaba yo en la sala de espera del médico y, como siempre que tengo que pasar mucho rato sin hacer nada, me llevé un libro para matar el tiempo. Después de sentarme me puse a rebuscar en mi mochila hasta que lo encontré. Mientras tanto, la gente que ocupaba los demás asientos me miraba con curiosidad, probablemente porque aquello era lo más interesante que estaba ocurriendo en la sala en ese momento. Cuando por fin logré sacar el libro y volver a cerrar la mochila me dispuse a centrarme en él por completo, no sin antes percatarme de que una de las señoras seguía con la mirada clavada en mí. Supuse que se aburría de esperar (no la culpo) y que su pasatiempo era observar a la gente. A su lado había una mujer que, por el contrario, no levantaba la vista de su smartphone, completamente absorta en la aplicación de mensajería instantánea de turno y cuyo pitido ya empezaba a incordiar.
Mientras leía, en ocasiones notaba que me miraban, o que miraban al libro. A veces era la señora, otras la mujer de al lado. Entonces, se formaron varias preguntas en mi cabeza: «¿Curiosidad? ¿Extrañeza? ¿Es tan raro encontrar a alguien que pase el tiempo leyendo?». No me hizo falta pensar demasiado para responderme a mí misma, y es que bastaba con echar un vistazo a mi alrededor; sí, sí es raro (aunque no imposible) ver que alguien se entretiene con un libro.
Una cosa llevó a la otra y me encontré a mí misma pensando que pasar el rato enfrascado en tu smartphone  se ha convertido en lo más normal del mundo y cuando lo haces nadie te presta atención. En cambio, sí te observan cuando estás haciendo cualquier otra cosa, como leer o hablar con alguien. Y no lo digo solo porque me haya pasado esa vez.

Es curioso, nos pasamos el día tan conectados que si tenemos que estar una tarde sin poder acceder a Internet nos volvemos tontos y no sabemos qué hacer. A veces es mejor desconectarnos de la tecnología y probar otras cosas, ¿no?

domingo, 7 de agosto de 2016

Like Diamonds in the Sky

¡Bienvenidos de nuevo al blog! Tal y como había comentado en la entrada anterior, hoy os traigo el nail art más laborioso que he hecho en mi vida y, por lo tanto el que más tiempo me ha llevado terminar. ¡¡En total estuve 2 tardes enteras y parte de una mañana poniendo rombitos!! ¡Y ha merecido la pena totalmente!


Como recordaréis si habéis visto la última manicura que subí hace un tiempo, llevaba un accent nail en el que había cubierto la uña con rombos naranjas. Me decidí a hacer la versión alocada de esa manicura porque quería saber cómo quedarían todas las uñas con la técnica. ¡Y aquí os dejo el resultado!

Like Diamonds in the Sky - luz solar directa

Like Diamonds in the Sky - sombra

Like Diamonds in the Sky - luz solar directa

Like Diamonds in the Sky - luz solar directa
(mano derecha: se me había roto la uña corazón y todavía no había alcanzado el largo de las demás)

Like Diamonds in the Sky - luz solar directa

Like Diamonds in the Sky - sombra

Después de poner todos los rombos apliqué tres capas de esmalte transparente para suavizar y alisar la superficie y evitar que se levantasen las puntas. Es mejor utilizar un top coat porque protege mejor la uña y dura más, pero en ese momento no tenía, así que me apañé como pude. He puesto varias fotos de las uñas tanto a la sombra como ante luz solar directa, ya que parece que la cámara capta los colores de formas distintas.

Como anécdota os dejo las siguientes fotos. Después de unos días llevando esta manicura empezó a desgastarse el esmalte (lo cual hubiese tardado más en pasar si hubiese puesto top coat en lugar de esmalte transparente).

Like Diamonds in the Sky - esmalte pelado

Like Diamonds in the Sky - esmalte pelado (parte de atrás)


En un momento dado rocé la uña y al llevar tantas capas de esmalte –la base de color verde, la capa de esmalte transparente en la que van pegados los rombos, la capa que forman los rombos en sí y las tres capas que actúan como sello– el esmalte se peló entero, de una sola pieza, como si hubiese pegado una uña postiza encima. De hecho, si no supiera que los rombos están pegados uno a uno podría parecer un dibujo en una uña postiza. Como nunca me había pasado nada igual y me hizo gracia decidí sacarle una foto hahaha.

Y esto es todo por hoy. ¡Espero que os haya gustado la manicura! ¡Nos vemos en la próxima entrada! ¡Un beso!

domingo, 31 de julio de 2016

La Isla de la Toja

¡Hola a todo el mundo! Después de este parón de dos semanas sin publicar estoy de nuevo en el blog. Ahora que he terminado mi trabajo de fin de grado, tengo mi expediente completo y por fin puedo decir de verdad que he acabado la carrera vuelvo para enseñaros un outfit que me puse hace unos días, en el Día de Galicia, para ir a dar una vuelta por esta tierra tan bonita en la que tengo la suerte de vivir. ¡Y si no me creéis miradlo con vuestros propios ojos! Aquí os van las fotos del outfit y de la Isla de la Toja.


La Isla de la Toja

La Isla de la Toja

La Isla de la Toja

La Isla de la Toja

La Isla de la Toja

La Isla de la Toja
La Isla de la Toja

Ya casi parece el Caribe, con esas aguas tan limpias y claras, ¿verdad? ¿Os han dado ganas de venir? ¡Yo estoy segura de que no podría cansarme nunca de esas vistas! La Toja es, como su nombre indica, una isla. Sin embargo, está unida a tierra firme mediante el puente blanco que podéis ver en las fotos. El puente es una carretera, por lo que se puede acceder a la isla con el coche sin ningún problema.

En cuanto al outfit, la camiseta me parece muy veraniega, ya que es corta y se puede atar delante. El pantalón me lo compré en estas rebajas y lo adoro, porque es el pantalón más cómodo que existe sobre la faz de la tierra, el estampado es perfecto y encima tiene dos bolsillos delanteros. Las sandalias son también bastante cómodas, de hecho son las únicas planas que tengo, porque todo el calzado me suele hacer daño u_u

¡Espero que os haya gustado esta entrada y las fotos! La próxima será de nuevo un nail art, muy probablemente el nail art más laborioso que os podáis imaginar. ¡Pero ya veréis qué bonito es! ¡Hasta entonces cuidaos mucho! ¡Un beso!

viernes, 15 de julio de 2016

Shine Bright Like a Diamond

¡Hola y bienvenidas de nuevo al blog! He estado ausente durante este último mes porque tenía que terminar mi trabajo de fin de grado y quería concentrarme por completo en él. ¡Con suerte publicaré entradas de forma más regular a partir de ahora!



La entrada de hoy es una manicura, o nail art. Sé que las últimas dos entradas habían tratado de lo mismo, y además este tipo de entradas creo que no es de los que más os gustan del blog, pero me hice esta manicura hace unos días y me apetecía enseñárosla, ¡porque me encanta cómo ha quedado! Por si eres nueva en el blog (o nuevo, ¡quién sabe!) y te lo estás preguntando, sí, ¡¡son mis uñas naturales!! Cambiando de tema un momentito, estoy preparando nuevas entradas que seguro que os van a gustar, ¡así que paciencia! :D

Shine Bright Like a Diamond - Esmaltes utilizados (clic para ampliar)


Para la manicura de hoy he utilizado tres esmaltes: No make-up look de Essence, un esmalte transparente de la misma marca, y Carnival, de H&M. Este último esmalte contiene rombos de color naranja, verde y lila y glitter de los mismos colores.






En primer lugar apliqué dos capas del No make-up look porque quería que cubriese un poco más la uña. Después fui separando los rombitos naranjas y los fui colocando uno por uno encima de la uña anular. A continuación coloqué un rombo en cada una de las demás uñas y por último lo sellé todo con esmalte transparente. Apliqué dos capas de este esmalte en la uña cubierta de rombos para que las puntas no sobresaliesen. Creo que es mejor utilizar top coat para sellar la manicura, pero como apenas tenía decidí utilizar un esmalte normal, vosotras podéis hacer como más os guste J



A pesar de que es una manicura laboriosa, no es demasiado difícil de hacer; solo hay que tener paciencia, ya que colocar cada rombo lleva su tiempo. Quiero ver cómo quedan los otros dos colores que hay en el bote, ¡así que probablemente pruebe con ellos cuando se estropee esta manicura!


¿A vosotras qué os ha parecido? ¿Os ha gustado el efecto? ¡Yo no puedo dejar de mirarme las uñas hehe! Espero vuestros comentarios, y hasta la próxima!

domingo, 19 de junio de 2016

Detalles en plateado

¡Hola a todas! ¡Cuánto tiempo! Como siempre, he estado ocupada intentando terminar mi trabajo de fin de grado, que presento el mes que viene, y por eso no se me ha visto el pelo por el blog últimamente.


Os traigo una entrada rápida, de un nail art que subí a Instagram hace unos días. El color de base es un azul mate de Essence que me gusta mucho y el plateado es de H&M (tiene un par de años ya). Los detalles plateados están hechos a mano alzada y ¡sorpresa! ¡El reverso de las uñas también es plateado! No es la primera vez que pinto el reverso, había subido el año pasado una manicura con el reverso morado, que podéis ver pinchando aquí. Me encanta el efecto que produce, la próxima vez voy a probar con dorado, ¡a ver qué pasa hahaha!

En las fotos solo veréis mi mano derecha, porque se me rompió una uña en la izquierda hace unas semanas y todavía no ha alcanzado el largo de las demás. ¡Para haber pintado a mano alzada con la izquierda tengo que decir que estoy muy satisfecha con el resultado! Aquí tenéis las fotos, ¡espero que os guste! ¡Un beso y hasta la próxima!

Une Petite Partie de ma Vie - Detalles en plateado

Une Petite Partie de ma Vie - Detalles en plateado


Une Petite Partie de ma Vie - Detalles en plateado

Une Petite Partie de ma Vie - Detalles en plateado

Une Petite Partie de ma Vie - Detalles en plateado

Une Petite Partie de ma Vie - Detalles en plateado

domingo, 5 de junio de 2016

Electriiiiiic

¡Hola a todas! Perdonad mi ausencia durante este tiempo, he estado ocupada con el trabajo de fin de grado, las prácticas y un montón de cosas, y no me quedó tiempo para preparar ninguna entrada. Aunque todavía no he terminado (ojalá que agosto llegue pronto), me apetecía pararme un rato a escribiros, ¡porque quiero enseñaros el color de uñas más perfecto que existe sobre la faz de la tierra!

Une Petite Partie de ma Vie - Electriiiiiic 

Si me seguís por Instagram ya lo habréis visto, y si no no os preocupéis, ¡que aquí vengo con un montón de fotos para que os deleitéis! (Con rima incluida hahaha). Estoy hablando de 31 Electriiiiiic, de Essence, que, en la foto de arriba, parece más claro de lo que es (entiendo que es por la luz que había cuando saqué la foto). Pertenece a su colección de esmaltes efecto gel y es un tono azulón precioso. Como sabréis, Essence es una de mis marcas favoritas en cuanto a esmaltes se refiere, ya que la relación calidad-precio es ideal. Este esmalte en concreto me costó 1,99 € y lleva casi una semana intacto. El tiempo de secado de los esmaltes de esta colección es bastante rápido, de hecho ni siquiera me hizo falta ponerme las gotas de secado rápido que suelo utilizar con otros esmaltes. Lo que sí me gustaría puntualizar es que para sacar todo el esplendor de este color necesitamos aplicar dos capas de esmalte. Eso sí, ¡después de la segunda capa os prometo que es un color tan intenso que no puedo dejar de mirarme las uñas!

Las dos siguientes fotos las saqué justo después de haberme pintado la segunda capa. El brillo que tiene este azul es una pasada. De hecho ni siquiera apliqué top coat por encima porque, como veis, no le hace falta. Estas dos fotos fueron sacadas al aire libre pero sin luz directa del sol, ya que se suele apreciar mejor el color solo con la claridad. Dentro de casa es algo más oscuro, como os enseñaré más abajo. En la realidad el color se parece muchísimo al de los bolis BIC hahaha.

Une Petite Partie de ma Vie - Electriiiiiic 

Une Petite Partie de ma Vie - Electriiiiiic
Ahora os dejo un par de fotos del mismo color con unos detalles en blanco que le añadí. ¡Me parece que queda muy fino y elegante y me encanta! La primera está sacada dentro de casa, por lo que el color parece algo más oscuro. La segunda también la saqué al aire libre pero sin rayos directos del sol. Cabe mencionar que saqué hoy mismo las dos fotos que vais a ver ahora, es decir, casi una semana después de las dos que os puse arriba y, como os he dicho, no me he puesto top coat ni esmalte transparente por encima. ¡Así que este color es mi nuevo favorito!

Une Petite Partie de ma Vie - Electriiiiiic
Une Petite Partie de ma Vie - Electriiiiiic
¿Qué os ha parecido? ¿Verdad que es un color espectacular? ¡De todos los azules que tengo, este se lleva la palma por bonito, brillante e intenso! ¡¡Y las rayas blancas le dan un toque monísimo!! 
¡¡Espero que os haya gustado la entrada de hoy!! ¡Recordad que estoy en Instagram y que podéis seguirme para ver más fotos de nail art! Como siempre, los comentarios están abiertos para todas, nos vemos en la próxima entrada. ¡Besos!



miércoles, 18 de mayo de 2016

Primer pedido a SHEIN

¡Hola! ¿Cómo estáis? ¡Espero que bien! En la entrada de hoy os enseño un par de cosas que pedí a Shein ya en enero. Conozco la web desde hace un montón y nunca me animaba a pedir nada por miedo a tener problemas con los envíos o los pagos, pero la verdad es que después de haberlo probado en ese sentido estoy contenta. Quería publicar esta entrada cuando me llegasen las cosas, pero no tuve tiempo de prepararla antes, ¡así que ahí va!
Pedí dos prendas: un vestido y una camiseta. Os hablaré de cada una de ellas por separado, porque hay para todos los gustos. La primera foto que veréis de cada prenda es la captura de la web de Shein, y después os pongo la foto que saqué yo. También os contaré brevemente algunos datos del envío y una opinión personal en la que de paso hice una reflexión acerca de las tallas, a raíz de haber comprado el vestido. Os puede ser útil si tenéis pensado comprar en la web o en alguna del estilo, ¡así que por favor leed la entrada hasta el final!

El vestido
La primera vez que vi el vestido lo llevaba otra modelo, y le quedaba de infarto. ¡Me enamoré de él nada más verlo! Tiene un estampado blanco y negro, es pegado al cuerpo y el material es poliéster. Las tallas disponibles eran desde la XS hasta la L, y como no sabía muy bien cuál comprar me guié por los comentarios de las otras chicas que lo habían comprado y las medidas que aparecían en la web. En general a todas les quedaba bien la talla que habían pedido, y casualmente una de ellas tenía unas medidas casi iguales a las mías y le quedaba bien, así que pedí la misma talla. Craso error. Me pedí una S y es tan grande que se la puede poner alguien que use la L, y no estoy exagerando. De pecho me queda bastante bien, pero de cintura y mangas me sobra bastante. Conclusión: no me lo puedo poner a menos que lo lleve a que me lo arreglen.
En la captura de la izquierda podéis ver perfectamente que a esta modelo también le queda gigante. Tiene la misma medida de cintura que yo (según la web) y lleva una S. En cuanto a la tela, me sorprendió para bien, porque es más gruesa de lo que pensaba y no transparenta. En lo que respecta al precio, el vestido costaba 13,48 € cuando me lo compré, pero ahora lo podéis comprar por 9,18 €. Podéis encontrarlo aquíY aquí tenéis mis fotos. Una palabra: GIGANTE. 



Mi cara lo dice todo hahaha

Como podéis ver, me sobra un montón tanto de cintura como en la espalda. En la última foto he recogido con la mano la tela que me sobra para que veáis más o menos cómo debería quedar el vestido. Podéis hacer clic en la imagen para hacerla más grande.



La camiseta
En cuanto a la camiseta, todo lo contrario. ¡ME ENCANTA! Es blanca de algodón y es corta pero no llega a crop top. Tiene un estampado central de un elefante enmarcado y el mismo marco en las mangas. Cuando la vi pensé «¡esta tiene que ser mía!», ya que me encantan los elefantes y además el corte y la tela me gustaban mucho. Esta vez la talla que aparece en la web es talla única, y me queda como anillo al dedo. El diseño es exactamente igual que el de la foto y la tela me sorprendió para bien, es ultra suave y no transparenta. Estoy encantada con ella, de verdad. La compré por 8,72 €, pero ahora la tenéis por 8,33 €. Podéis encontrarla aquí.  


Y aquí tenéis mi foto, aunque en realidad no hay nada más que decir, porque la camiseta habla por sí sola. Como os he comentado arriba, la tela es buena, muy suave y no transparenta (en la foto llevo un sujetador negro debajo). ¡Y el estampado es perfecto! Con esta prenda acerté de lleno, la verdad. Podéis hacer clic en la imagen para verla en grande.











Datos del pedido/envío
En cuanto al envío estoy contenta. No me acuerdo exactamente de cuánto tiempo tardó en llegarme el paquete, pero unos 17 o 18 días. También cabe mencionar que las dos prendas tenían la señal de «Envío en 24 horas», lo que significa que procesan tu pedido en menos tiempo que de costumbre. Los gastos de envío son gratis a partir de 30 € creo recordar.
Además se puede seguir el paquete en todo momento desde la propia página web si inicias sesión con tu usuario y entras en la pestaña de «Mis pedidos». El paquete me llegó bien envuelto, y cada prenda venía perfectamente doblada y metida dentro de una bolsita plástica individual.
Por último, el método de pago que utilicé fue la tarjeta y no tuve ningún problema tampoco, así que en cuanto a estos aspectos se merecen un 10.

Opinión general
En general puedo decir que en mi caso tanto el servicio como la calidad de las prendas son buenos, y estoy bastante contenta por ello, ya que no me lo esperaba. Con lo que no estoy demasiado contenta es con la talla del vestido. Evidentemente, en parte tengo mi culpa por haber escogido la talla que no era, pero por otro lado que no apareciesen todas las medidas en la web hizo que me despistase (solo aparecen el pecho y el largo).
Lo que sí me gustaría destacar y que debéis tener en cuenta es que desde que hice ese pedido he estado viendo más vestidos, y no me parece que las tallas sean realistas, ahora os diré por qué. Todo el mundo dice que en este tipo de webs las tallas son más pequeñas y que tenemos que coger en la mayoría de casos una talla más grande de la que usamos. Discrepo totalmente con esto porque, si os soy sincera, no entiendo qué criterios utilizan para tallar los vestidos. He visto vestidos de talla S con una medida de pecho y cadera acorde a ella, pero que en la cintura es enorme. Por ejemplo, una S con una 84 de pecho y 68 cm de cintura. A ver si me explico, se supone que cada talla abarca unas medidas tanto de pecho, como de cintura y cadera, y que esas medidas están más o menos proporcionadas entre sí. Pues no entiendo por qué ponen una medida de cintura tan grande para una talla S. Aunque tu cuerpo sea recto en la cintura, si usas una S de hombros nunca vas a tener una medida tan ancha, porque se supone que estás más o menos proporcionada. Por eso, viendo la web he llegado a la conclusión de que no puedo comprar vestidos en Shein, ya que hacen la cintura desproporcionadamente grande para mi talla, y todos me quedarían como el que he comprado. Eso no quita que haya excepciones, que las puede haber.
Sin embargo, las medidas de las camisetas son bastante fieles a la talla que indican, y menos mal.

Dicho esto, vuelvo a decir que me sorprendió para bien la calidad de las prendas y la rapidez del envío, y que ya tengo en el punto de mira algunas camisetas que me encantan. ¡Igual cae alguna para este verano! ¿Habéis comprado en Shein o en alguna web del estilo? ¡Me gustaría saber si os ha pasado algo parecido con las tallas! Podéis dejarme vuestros comentarios aquí abajo ↓↓↓ ¡Hasta la próxima entrada!



domingo, 15 de mayo de 2016

Siete consejos para ser más productivo

¡Hola a todos! ¿Cómo estáis? ¿Habéis visto Eurovisión? Menos mal que al final no ha ganado Australia, ¡nos haría quedar a todos los europeos en ridículo hahaha! Ucrania no era de mis favoritas, pero al menos eran europeos. Me gustaron mucho Francia y Holanda, ¡e Israel tenía una canción muy bonita también! En cuanto a España, la verdad es que Barei lo hizo mejor de lo que yo pensaba, y me gustó bastante. No entiendo cómo quedamos en tan mala posición, pero en fin, ¡cosas de la vida!

En la entrada de hoy quería compartir con vosotros siete trucos que me funcionan para ser más productiva, ya sea a la hora de estudiar o bien cuando tengo trabajos que hacer. Aprovecho que ahora muchos estáis en época de exámenes o a punto de empezarla por si os sirven estos consejos. ¡Vamos a empezar!

1. Luz
Para mí una de las cosas fundamentales para ser productiva es estudiar o trabajar en un sitio luminoso, da igual si es luz natural (aunque es más recomendable) o si es luz artificial. Me motiva muchísimo más una habitación con mucha luz que una habitación oscura; tener una habitación con poca luz me deprime, hace que me dé pereza tener que hacer algo productivo y me siento más cansada también. Vamos, que si no hay luz me atonto por completo hahaha. Una estancia poco luminosa hará que forcemos la vista y podamos llegar a tener dolor de cabeza. Trabajar al lado o enfrente de una ventana sería lo ideal, siempre que no nos hagamos sombra. Mi habitación, por ejemplo, es casi literalmente una cueva; da al norte y el color de las paredes es de un verde más oscuro de lo que debería, por lo que la luz se refleja mucho menos y acabo forzando la vista demasiado.

Siete consejos para ser más productivo - Luz

2. Zona de trabajo despejada
Otra de las cosas fundamentales para mí es despejar la mesa o el escritorio en el que vayamos a trabajar o estudiar. Rindo mucho más cuando tengo el escritorio ordenado o menos saturado, porque tengo todo el espacio que quiero para ir poniendo apuntes, el ordenador o incluso para escribir. En cambio, trabajo y me concentro mucho peor cuando tengo pilas de papeles y media habitación esparcida encima de la mesa. Es como si invadiesen mi espacio vital, entonces me agobio y acabo sin adelantar el trabajo.

Así acabé yo este enero para un examen.
Y cuando voy a la biblioteca soy de las que ocupan tres mesas, ¡no puedo evitarlo!


3. Marcarse objetivos
Un truco que siempre utilizo yo para estudiar es marcarme un objetivo, pensar «hoy voy a estudiar hasta la página X», o «voy a estudiarme los temas X e Y». Además, siempre tiro un poco por lo alto, es decir, que me exijo bastante en esos objetivos, porque si consigo cumplirlos estaré satisfecha, y en el caso de que no los consiga pienso que al menos he trabajado bien ese día para lo que me exigía.

4. Utilizar algo que nos motive
Si no os motiva demasiado marcaros un objetivo, podéis utilizar cosas que os motiven a avanzar. Conozco a gente que para ser capaz de seguir estudiando va poniendo chocolatinas al final de cada página, o que se promete un poco de chocolate cuando cumpla la meta que había fijado para el día. Obviamente, si queréis que este truco funcione tendréis que ser estrictos con vosotros mismos, no vale eso de «bueeeno, he hecho la mitad, una pastillita de chocolate no me hará daño», porque todos sabemos que detrás de una pastillita viene otra, y otra y cuando te das cuenta te has comido media tableta hahaha. Si no queréis usar chocolate utilizad algo que os motive a vosotros (¡aunque no sé a quién no le podría motivar!). Quizás podáis probar con hacer un descanso o ver vuestra serie o programa favorito si cumplís vuestra meta. También podéis motivaros con ir a DORMIR cuando cumpláis vuestro objetivo, ¡¡algo que a mí me funciona la mar de bien!!


Siete consejos para ser más productivo - Utilizar algo que nos motive
¡¡Menuda motivación esos donuts de la derecha!! *O*


5. Ejercicio
Muchas veces nos obsesionamos con avanzar con algo y perdemos la noción del tiempo sentados en una silla todo el día. Además de que un descanso de vez en cuando nunca viene mal para despejar la cabeza, tenemos que tener en cuenta que nuestro cuerpo también sufre si pasamos muchas horas sentados. Esto os lo digo desde mi propia experiencia, ya que llevo sentada prácticamente ocho meses (desde que empezaron las clases en septiembre), durante más de 8 o incluso 12 horas diarias. Esto me ha afectado a piernas, espalda, cervicales e incluso he llegado a tener dolores de cabeza derivados de estar todo el día prácticamente en la misma posición. Incluso cuando me meto en cama no sé cómo ponerme del dolor de cuerpo que tengo. He intentado remediarlo en la medida de lo posible haciendo algo de ejercicio siempre que he podido y nunca menos de media hora seguida. Un poco de actividad física seguida de una duchita me ayuda no solo a mantenerme un poco más en forma, sino también a despejar la cabeza y tener las ideas más claras cuando vuelvo a estudiar.

Siete consejos para ser más productivo - Ejercicio
[Fuente: lovevalencia.com]


6. Planificación
Un aspecto muy importante es organizarse bien para aprovechar lo máximo posible el tiempo. Este punto se relaciona directamente con el de marcarse objetivos en que podemos hacer un horario con las cosas que queremos terminar en un determinado día. Así le sacaremos partido al tiempo y podremos calcular cuánto nos puede llevar cada tarea. Podéis utilizar una agenda, un calendario, un folio en blanco en el que anotéis lo que tenéis que hacer, etc. Yo me hice un calendario en el que voy marcando siempre todo lo que tengo o quiero hacer, las ideas para las entradas del blog, exámenes, trabajos, vacaciones, etc. Antes siempre utilizaba una agenda, pero ahora me gusta más ver el mes completo de una vez para controlar los plazos, los días que tengo para hacer cada cosa, etc.


Siete consejos para ser más productivo - Planificación


7. Take it easy! ¡No te agobies!
Quizás me enrolle en este punto un poco, pero considero que es absolutamente necesario y que os va a ayudar. El consejo que os quiero dar es que os toméis las cosas con calma. Es muy fácil decirlo, soy perfectamente consciente de eso, y es que cuando ves que el tiempo se te echa encima lo único que te importa es avanzar lo más rápido posible, yo la primera. Pero os lo digo por experiencia propia: cuanto más te agobias menos haces. Cuando lo único en lo que piensas es en adelantar lo máximo posible estás mucho más pendiente del tiempo que de lo realmente importante, y por lo tanto te concentras mucho menos. Este curso me di cuenta de que tenía que relajarme un poco más y estresarme un poco menos, lo cual es algo muy difícil para mí porque soy puro nervio. A pesar de que me superó la presión un par de veces (todo el mundo se ve desbordado alguna vez), el resto del curso lo llevé mejor de lo que pensaba, incluso con buenas notas. Me tomé las cosas con calma y me dije a mí misma que haría lo que pudiese, que no se iba a acabar el mundo si suspendía y tenía que ir a la recuperación en julio. Además, ya había tenido que ir dos veces en años anteriores y, como podéis ver, ¡sigo viva! Obviamente, claro que a nadie le gusta tener que esperar a la segunda oportunidad, pero de verdad os digo que no pasa nada ni os van a tratar de tontos. ¡Así que ya sabéis, olvidaos de todo lo que os pueda distraer, tomáoslo con calma y veréis que os irá mejor!

Siete consejos para ser más productivo - Take it easy!
[Fuente: Google]

¿Tenéis algún consejo vosotros para ser más productivos a la hora de trabajar o estudiar? ¿Coincidís en los consejos que os cuento hoy? ¡Podéis dejarme vuestro comentario! J ¡Espero que os haya sido útil la entrada! ¡Un besazo y hasta la siguiente!


martes, 3 de mayo de 2016

Mascarilla facial con sales del Mar Muerto | MONTAGNE JEUNESSE

¡Buenas tardes a todas! ¿Cómo habéis empezado mayo? Yo con muchas ganas de que se acabe hahaha. En la entrada de hoy os hablo de una mascarilla facial de Montagne Jeunesse, de esas que vienen en sobrecitos y que se pusieron tan de moda desde el año pasado. Simplemente como apunte quería decir que una de las cosas que más me gustan de esta marca es que no prueba sus productos en animales, es decir, es cruelty free.
Mascarilla facial con sales del Mar Muerto | MONTAGNE JEUNESSE
Como dice en el envase, contiene sales y algas que proceden del Mar Muerto, aunque no sé yo hasta qué punto será esto cierto. El caso es que cuando sacas la mascarilla del sobre huele tanto a algas y a mar que echa para atrás, así que algo de verdad habrá en lo que dicen. La tela de la máscara es muy suave y tiene unos dibujos azules, como imitando a las olas. No me acuerdo concretamente del precio, pero diría que me había costado entre 1,79 € y 1,99 €.
En cuanto a la aplicación, yo me suelo poner estas mascarillas después de lavarme la cara con mi limpiador facial. En el envase pone que se deje puesta durante cinco minutos, aunque yo siempre me las suelo dejar un poquito más. Esta en concreto promete hidratar, calmar y refrescar la piel.

Opinión general
Considero que de todas las mascarillas de este tipo que he probado, esta es una de mis favoritas, ya que cuando retiras la máscara puedes notar la piel muy suave y súper fresca. Y me llevé una sorpresa con ella, porque había probado una de té verde de la que os había hecho una review, y no me había gustado nada. Volviendo a la de sales y algas: ¿Sabéis esa sensación de cuando nos comemos un chicle de menta y bebemos agua después? Nos parece que el agua está más fría, ¿verdad?. Pues bien, cuando retiras la máscara y la aclaras te da exactamente esa misma sensación en la piel. Es una frescura impresionante. Se me hizo un poco raro cuando me di cuenta, pero después noté que mi piel estaba muy suave y, la verdad, me encantó. Como os he dicho, para mí la única pega es que el olor sea tan fuerte, porque por lo demás perfecto. 

¡Espero que os haya gustado la entrada y que me contéis si la habéis probado! A mí me apetece cambiar un poco y quizás la próxima que me compre sea de tipo arcilla o crema. ¡Gracias un día más por dedicarle unos minutos al blog! Un beso enooooorme


viernes, 29 de abril de 2016

Come un pittore

¡Hola! ¡Bienvenidas de nuevo al blog! En la entrada de hoy os enseño una manicura «experimental» que me hice el otro día para probar mi puntero, o dotting tool.

Comme un pittore - Nail art

No es difícil pero requiere paciencia, sobre todo a la hora de pintar el contorno de la uña. El puntero que he utilizado es el de Essence que os había enseñado en «Haul (manicura)». Tenéis al final de esta entrada los colores que utilicé.


Comme un pittore - Nail art

Comme un pittore - Nail art

Comme un pittore - Nail art


Esmaltes:
Para la base:
         • Essence | No-makeup look, #02, powdery beige

Yolizul Fashion | color negro
Kiko | #499, Dahlia Mauve



¿Qué os ha parecido la manicura? La verdad es que da un efecto raro a las uñas al estar pintadas solo alrededor, pero me gusta, ¡me gusta! ¡Me parece que queda original! ¿Os haríais algo así? Contádmelo aquí abajo en los comentarios, ¡ya sabéis que siempre os respondo! ¡Un beso gigante y hasta la próxima entrada!